Críticas y reseñas

Dos crónicas de mi participación en las jornadas literarias de Chiado en Salamanca (21 de febrero de 2013):

http://loslibrosdelabruja.blogspot.com.es/2013/03/cronica-de-la-jornada-literaria-de.html

http://salamancajornadasliterariasdechiado.wordpress.com/2013/02/25/embarcados-en-una-novela-de-viajes-cronica-de-la-jornada-con-alejandro-romera/

 

.

Artículo en la revista Zarabanda, Febrero 2012

Artículo en la revista Zarabanda

.

Artículo en la revista ‘Trazos’, Enero 2012

Artículo en la revista TrazosUN APASIONANTE RECORRIDO POR LA ESENCIA DEL CONTINENTE AFRICANO

Es lo que podemos encontrar en Miradas de Ébano, ópera prima del escritor ripense Alejan­dro Romera.
Un cooperante español que viaja a Ghana y un africano que atraviesa el estrecho en busca de la tierra prometida es el hilo argumental a traves del cual Alejandro Romera pretende ofrecer una “visión del continente africano desde distintas perspectivas”. Bajo un estilo muy descriptivo intenta “sintetizar” su conocimiento del continente, fruto de su labor de cooperación en un orfanato, así como de las sensaciones experimentadas en varios viajes a la zona. “Mi objetivo es trasladar una idea global de lo que es para mí Africa. Tenemos muchas veces la visión de las guerras, el sida o el hambre. pero hay mucho más que eso”, destaca Alejandro, añadiendo además que “la obra recoge también una parte histórica sobre el continente, que se cuenta a través de un libro que va leyendo el personaje protagonista“. Miradas de Enano, publicada por la editorial Chiado, puede encontrarse en la libreria La Clgüeña de Rivas y en algunos puntos más de la Comunidad de Madrid que pueden consultarse en el blog miradasdeebano.blogs­pot.com
UN ESCRITOR DESDE LA CUNA
Nacido en Madrid en 1978, tras varios años en Alcorcon. su familia decidió trasladarse a Moratalaz donde Alejandro vivió su infancia. Un recorrido vital que concluyó en Rivas, donde reside actualmente desde hace más de una década, primero con sus padres y posteriormente con su mujer en el nuevo barrlo de La Luna de la localidad.

La pasión por escribir le viene de lejos, desde aquellos libros de Barco de Vapor, que apenas con diez años emulaba elaborando su propia colección. Sin embargo su vocación, que no cesó con los años, nunca estuvo dirigida hacia el gran público, sino más bien concebía la escritura como una actividad personal , que le “servía para desahogarse”, pero que apenas leía su círculo más cercano. Con su última obra, Miradas de Ebano, animado por su mujer se decidió a dar el paso y ahora ya está preparando varias obras más. Entro ellas, un cuaderno de viaje que recogerá sus experiencias como cooperante en Ghana, México o Ecuador y una compilación de sus viejos relatos.